Los condenados están acusados de homicidio doloso en grado de tentativa, lesión grave, privación ilegítima de libertad, violación, coacción sexual, abuso sexual de persona indefensa y violación de la patria potestad.


El agente fiscal de la Unidad Zonal de Itá, Humberto Houdin logró la condena de 25 y 15 años para Juan Antonio Cáceres Lezcano y Rafael Colmán Villasanti, respectivamente. El Tribunal de Sentencia presidido por el juez Óscar Rodríguez Masi, junto a los miembros, las juezas, Dina Marchuk y Leticia de Gásperi, los halló culpables.

Los asaltantes sorprendieron en 2009 a su víctima de 17 años cuando paseaba sola alrededor de la laguna ubicada en el centro de la ciudad de Itá.

Los condenados abusaron y torturaron a la mujer y la retuvieron durante 37 días en un edificio abandonado.

Tras muchas vejaciones, la víctima logró escapar en estado de inanición y obtuvo ayuda de una mujer de una vivienda cercana.

La mujer pudo comunicarse con sus familiares, quienes habían denunciado su desaparición y la Policía detuvo a los ahora condenados.

La adolescente fue asistida por profesionales del Centro de Atención a Víctimas del Ministerio Público. Actualmente recibe tratamiento psicológico para sobrellevar el trauma causado por lo ocurrido.