Descargar el Audio

La escribana Stella Marys Samudio dijo que la noticia no tiene nada de positivo y que se trata de un gran “meganegocio”. “Estas tierras no pueden ser vendidas porque son del Estado. No hay porque pagar por tierras que son públicas”. El Senado aprobó el último jueves la expropiación de 11 mil hectáreas que el grupo sojero explota en Ñacunday. Según el tiitular del Indert, el costo de la decisión ascendería a 45 millones de dólares.