El presidente estadounidense, Barack Obama, defendió hoy en una visita a la sede del Centro Nacional de Huracanes (CNH), en Miami, que, si bien el cambio climático no genera huracanes, sí "puede hacerlos más fuertes".



En la visita guiada a las instalaciones del CNH, donde conoció de primera mano las previsiones para la próxima temporada de huracanes en el Atlántico, que comienza el próximo lunes, Obama dijo de que “nunca es demasiado pronto para estar preparados para un desastre” natural.

Según los pronósticos divulgados este miércoles por el Gobierno de EE.UU., esta temporada ciclónica será menos activa de lo normal, con la formación de entre 6 y 11 tormentas tropicales, de las cuales entre 3 y 6 derivarían en huracanes.

EFE