Le escribo a Usted Señor Contralor General de la República OSCAR RUBÉN VELÁZQUEZ GADEA y le pido en nombre de los paraguayos que creemos en la democracia y las instituciones […]


Le escribo a Usted Señor Contralor General de la República OSCAR RUBÉN VELÁZQUEZ GADEA y le pido en nombre de los paraguayos que creemos en la democracia y las instituciones que RENUNCIE y se someta al proceso penal abierto para investigar hechos punibles sumamente graves, de los cuales es uno de los principales sospechados. Muchos funcionarios públicos amparados en la fragilidad de nuestro sistema judicial, defraudan cotidianamente la confianza del pueblo paraguayo y utilizan los bienes públicos como si fueran de su propiedad para beneficiar a parientes, amigos y un aren de bonitas mujeres, que sin pasar por concursos públicos de oposición, sin medir su idoneidad y capacidad desangran al estado paraguayo cobrando multimillonarias sumas de dinero.

Los esquemas espurios de recaudación y cobros indebidos dentro del estado son liderados por personas que aprovechándose del cargo, que la mayoría de las veces, les regala una clase política miserable, que prefiere nombrar al frente de instituciones públicas como la Contraloría, la Policía Nacional, el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Superior de Justicia Electoral etc. a personas funcionales a sus intereses, antes que a los más capaces y honestos. Si algo de dignidad le queda RENUNCIE y sométase a la investigación. Muchos personajes de la fauna política creen que estado es un “bulín”, una suerte de empresa privada cuyos recursos pueden gastar a su antojo pagando a sus putas, parientes y amigos. RENUNCIE Señor Contralor, pues ya no podrá salir a un lugar público sin ser escrachado, tal vez, algunos chupamedias que tiene a su alrededor (mientras dure en el cargo) le dirán que “no se preocupe que el paraguayo no tiene memoria y que la indignación le dura un ratito nomás”; sin embargo, debe saber que las cosas están cambiando en nuestra sociedad y muchos ciudadanos ya no estamos dispuestos a tolerar a personas DESHONESTAS que deshonran al país.

Funcionarios Públicos y autoridades corruptas son responsables morales de la muerte de miles de paraguayos en el sistema público de salud por falta de insumos, medicamentos y terapias intensivas. Funcionarios Públicos y autoridades corruptas son responsables morales que niños den clases debajo de un árbol. Funcionarios Públicos y autoridades corruptas son responsables morales que maestros, médicos y enfermeras ganen salarios de hambre. Funcionarios Públicos y autoridades corruptas son responsables morales de la extrema pobreza que hace que más de 650 mil paraguayos deban rebuscar su comida del día en un basurero.

Funcionarios Públicos y autoridades corruptas son responsables morales que el cuerpo de bomberos sea una institución que funcione con voluntarios (a ellos queremos pagarles un salario los paraguayos no a sus privilegiados) Finalmente, quiero decirle, por si no entendió el mensaje RENUNCIE, por el amor de Dios.

Kattya González
Presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay y abogada especialista en Derecho Constitucional y Laboral