El papa Francisco instó hoy a los fieles a la "hospitalidad", en la misa que celebró en "Ñu Guazu", una base militar en Asunción, y en la que se congregaron más de medio millón de personas, en el que es el último día del viaje por Latinoamérica.