Grecia pagó hoy al Banco Central Europeo (BCE) 3.400 millones de euros correspondientes al rendimiento de los bonos helenos y a intereses, tras recibir el primer desembolso del tercer rescate, aseguró una fuente de la Oficina de Gestión de la Deuda Pública (PDMA).


Los fallecidos provenían de Siria, Irak y Pakistán. Entre los muertos hay 10 niños

“Todos los pagos previstos para hoy se han hecho. Se han pagado los 3.200 millones de euros (por el rendimiento) del bono a 5 años, sus intereses, 200 millones, y los 7.160 millones de euros del préstamo puente del pasado mes de julio”.

El pago a la entidad monetaria coincide con el primer desembolso del tercer rescate, después de que ayer el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) diese luz verde a la concesión de un tramo de 26.000 millones de euros.

De éstos, 10.000 millones de euros que serán transferidos a una cuenta especial del MEDE en Luxemburgo para la recapitalización y liquidación de bancos, y otros 13.000 millones que Atenas ha recibido para hacer frente a las devoluciones de préstamos y saldar las facturas domésticas atrasadas.

Otros 3.000 millones de euros se desembolsarán “no más tarde del 30 de noviembre”, según el MEDE, en uno o dos tramos, sujetos a la implementación por parte de Grecia de medidas claves.

La devolución de este tramo al BCE era una fecha clave en base a la cual se establecieron las negociaciones entre el Gobierno griego y las instituciones acreedoras (el MEDE, el BCE, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea), que el pasado 11 de agosto sellaron el pacto.

Según lo acordado, el programa tendrá una vigencia de tres años y podrá alcanzar hasta los 86.000 millones de euros.

A cambio, Grecia deberá implementar duros ajustes en apartados como las pensiones, el IVA o las privatizaciones, recortes equivalentes a entre el 4 % y el 5 % del PIB.

Para vigilar que las reformas se implantan, habrá evaluaciones cada tres meses, la primera de ellas el próximo octubre.

 

De ello dependerá que Grecia consiga arrancar a las instituciones europeas la promesa de valorar la reestructuración de su deuda, aunque el Eurogrupo ya ha dejado claro que si bien se podrían conceder posibles periodos de gracia y vencimiento más prolongados, la quita nominal es imposible.

Al mismo tiempo, el Fondo Monetario Internacional ha condicionado su participación en el tercer plan a que haya este alivio de las obligaciones helenas.

EFE