Los niños del Reino Unido se libran desde hoy de sufrir el humo del tabaco en los coches al entrar en vigor una norma que prohíbe a los fumadores encenderse un cigarrillo cuando viajen con menores de 18 años, para evitar así que se conviertan en fumadores pasivos.