Miles de personas marcharon hoy en la Ciudad de México para conmemorar la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968, en un acto que transcurrió de forma pacífica excepto por las escaramuzas protagonizadas al final por jóvenes encapuchados que fueron contenidos por la policía.