En medio de un enorme secretismo, Corea del Norte ultima hoy los preparativos del que podría ser el mayor desfile militar de su historia, el plato fuerte de las celebraciones del 70 aniversario del Partido de los Trabajadores.