En la apertura de la fecha 20 del torneo Clausura, Santaní derrotó este viernes 1-0 a General Díaz y sigue vivo en su lucha por la permanencia. El juego disputado en el Nido tuvo poco vuelo futbolístico y se desniveló gracias a un inocente penal que fue aprovechado por Roberto Gamarra. 


Deportivo Santaní derrotó 1-0 a General Díaz.

No está muerto quien pelea. Esa parece ser la frase de cabecera de Deportivo Santaní, que en el arranque de la fecha 20 de Clausura superó 1-0 a General Díaz, en condición de visitante, y se aferra a ser equipo de Primera División.

El estadio Adrián Jara de Luque fue el escenario donde los norteños se jugaron de nuevo el todo por el todo en pos de conseguir los tres puntos. Y la cuestión no fue para nada fácil, pues esa misma necesidad del triunfo hizo que los dirigidos por Mario jara estuvieran muy erráticos.

Las Águilas tampoco tuvieron mucho vuelo en esta jornada, y pese al buen criterio en el manejo del balón, carecieron de profundidad para generar peligro al arco adversario. Así, el juego concluyó con pobre empate de 0-0 tras el primer tiempo.

En el complemento, los albinegros, que esta vez jugaron vestidos de rojo, salieron con un esquema más ofensivo (4-3-3) e intentaron desbordar los costados para llegar al ansiado gol de apertura.

Y el tanto vino, pero de la manera menos esperada. En una inentendible acción, el zaguero Walter Cabrera, manoteó el esférico dentro del área y el penal fue más que evidente. Roberto Gamarra lo cambió por gol y los santanianos desequilibraron el partido en un momento clave (74’).

Santaní no se rinde, y por más que siga en la penúltima posición del promedio, estos tres puntos pueden ser vitales a la hora del conteo final, mucho más si su rival en esta pelea, Rubio Ñu, no suma en alguno de los tres cotejos que aún tiene pendiente.

TigoSports

Compartí: