Agentes del orden resguardaban la salida de los funcionarios del Instituto Paraguayo del Indígena, tras varias horas de permanecer sitiados en el lugar. Una nativa se acercó a Jorge Servín, presidente de la institución, para expresarle su repudio y el directivo respondió con una patada hacia la mujer. Los manifestantes exigen la renuncia del mismo y reclaman el anteproyecto de ley que apuntaría a frenar el alquiler de tierras de nativos a extranjeros. Video: Gentileza Rogerio Ferrari, periodista independiente.