La Federación de Atletismo de ese país aceptó la suspensión indefinida que le impuso la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) por prácticas de dopaje sistemático y encubrimiento de resultados positivos informó este jueves el organismo.


Rusia fue suspendida de competiciones internacionales y podría perderse Río 2016.

El Consejo Directivo de la IAAF había decidido el 13 de noviembre pasado suspender a la Federación Rusa tras el escándalo de doping, sobornos para ocultar positivos y destrucción de muestras en el laboratorio de Moscú denunciados en el informe de la Comisión Independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Una comisión inspectora de cinco miembros designada por la IAAF, presidida por el experto noruego Rune Andersen, vigilará el proceso de reformas en la Federación Rusa y decidirá en qué momento estará en condiciones para volver a ser admitida como miembro, informó la agencia de noticias EFE.

El ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, se mostró dispuesto a reunirse con la Agencia Mundial Antidopaje para acordar las medidas encaminadas a solventar las quejas del organismo internacional sobre la Agencia Antidopaje Rusa.

Los atletas rusos no pueden participar en ninguna competencia internacional durante la suspensión y, si el país no mejora en su lucha contra el doping, podrían perderse los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La AMA acusa a Rusia de una serie de violaciones, que incluye el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas con la connivencia del Ministerio de Deportes y el Servicio Federal de Seguridad (ex KGB).