El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, llegó este jueves a Paraguay en visita oficial de dos días para afianzar las relaciones bilaterales con el país, fomentar el intercambio empresarial y comercial y respaldar los proyectos españoles de cooperación, según indicaron fuentes oficiales.


José Manuel García-Margallo, recibido por Antonio Rivas y Diego Bermejo / EFE

El avión en el que ha viajado García-Margallo ha aterrizado a la 1:45 hora local en el aeropuerto Silvio Pettirossi donde ha sido recibido por el embajador de Paraguay en España, Antonio Rivas, y el de España en Paraguay, Diego Bermejo.

La visita coincide con la presidencia de turno del país de Mercosur, organización comercial integrada por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela y que está en conversaciones con la Unión Europea para tratar de alcanzar un acuerdo de libre comercio.

Un hecho que ha destacado con motivo de esta visita el ministro Eladio Lozaiga, quien a primera hora de la mañana recibirá a su homólogo en el Palacio Benigno López, sede de la cancillería.

Ambos inaugurarán en el mismo lugar el Foro Empresarial España-Paraguay, al que asistirán empresarios de los dos países, entre ellos los que acompañan al jefe de la diplomacia española en este viaje desde Madrid.

La agenda matinal concluirá con la imposición de la Condecoración Orden de Mérito en el grado de “Gran Cruz Extraordinaria” al ministro español de manos de paraguayo, acto al que seguirá la firma de un acuerdo bilateral sobre ciberseguridad.

Por la tarde, García-Margallo visitará las obras de la futura sede de la Embajada de España y el Hospital Materno Infantil San Pablo.

El ministro aprovechará el resto de su segunda y última jornada en el país para visitar diversos proyectos de cooperación española y varias misiones jesuíticas.

Las relaciones bilaterales han sido tradicionalmente buenas entre España y Paraguay, especialmente en materia de cooperación, más limitadas en el ámbito económico y comercial y, en ocasiones, condicionadas por la migración.

EFE