En sus 53 años, Ñanduti tuvo en su equipo grandes profesionales del ámbito periodístico y cultural. Todos dejaron una huella imborrable en los oyentes. En 2015 y en una misma semana, el país perdió a dos grandes de la radiofonía nacional; Jorge Garbett y Osmar Apuril. Sus compañeros de la AM 1020, tres de sus compañeros (Leo Rubín, Gustavo Velázquez y Raúl Melamed) los recuerdan en ocasión de cumplirse un nuevo aniversario de la radio.


“Con Jorge siempre hablábamos de política” recordó Gustavo Velázquez, jefe de prensa de la radio.

“Era una persona amable y humilde que contribuía con el  trabajo de cada uno de sus compañeros”.

El que fuera músico y fundador e integrante del grupo Sembrador, Jorge Garbett, falleció el 11 de octubre a los 60 años a causa de un infarto cardiaco. En sus programas en Ñandutí y la FM Concert promovió la música paraguaya.

“Nos teníamos mucho cariño y respeto que, tenía muchas charlas con él en la radio, era un consultor mío cuando quería poner una cortina musical nacionales o folclóricos en Made In Paraguay” dijo Leo.

Garbett aspiraba a un cargo como concejal en la  Municipalidad de Asunción por el Partido Blanco.

“Era un tipo recto, se metía como concejal por su compromiso al ver que nadie hacía nada” comentó Rubin.

Osmar Apuril, que se desempeñaba en Radio Ñandutí desde hacía más de 20 años, falleció tan solo tres días después de Garbett, también producto de una afección cardiaca.

“Lo conocí bastante bien, desde hace diez años cuando llegué a la radio, era una persona trabajadora, siempre buscaba innovar en lo que hacía” rememoró Velázquez.

El conductor radial también fue docente de periodismo en la Universidad del Norte. En Ñanduti  daba oportunidad de pasantías a gente joven y estudiantes.

“Tenía un estilo bastante particular, llevaba a la gente común el lenguaje económico o político y hacía que eso se puediera escuchar en cualquier estrato social. Desde el más humilde hasta el más adinerado o mejor posicionado lo escuchaba a él” opinó Gustavo

“Compartí la facultad y fue compañero en la radio en distintos momentos. Osmar hacía programas las noches de fin de semana pero después se incorporó a Made In Paraguay cuando hacíamos el programa con Divina Mendoza, estuvo conmigo casi por 15 años. Fue un programa que causó mucho impacto con mucha aceptación por parte de la audiencia” narró Leo.

Osmar Apuril tuvo un espacio que marcó a todo oyente que no escuchara programas deportivos al mediodía con “Todo Cambia”

“En un verano, se quedó para hacer una suplencia y al volver la audiencia pidió por él y quedó” recordó Leo.

“Ví nacer a sus hijos. Todavía pienso muy seguido en él. Fuimos compañeros de todo, hasta de pesca, Más que verlo como periodista era mi hermano, es un honor que haya estado con la remera de Ñanduti puesta siempre”.

Otro de sus “compañeros de aire”, Raúl Melamed, recordó a Osmar como la única persona del periodismo nacional con quien tenía una afinidad ética “a pesar de varias diferencias de concepto” según expresó el conductor del Reino del Ka’a.

“No es solo una pérdida para mí sino para el periodismo. Era honesto con la audiencia porque decía sus pensamientos tal cual”.

Melamed y Apuril intercambiaban opiniones” en el pase” de las 14:00. En ese espacio abordaban la realidad desde un punto de vista más analítico y profundo. “Teníamos proyectos de hacer televisión, pero para mí esa amistad fue suficiente” mencionó.