El vicario apostólico del Pilcomayo, monseñor Lucio Alfert, pidió este domingo, en el segundo día de la novena de la Virgen de Caacupé, acabar con la corrupción y la narcopolítica. Asimismo, expresó que todos los paraguayos tienen derecho a una vivienda digna y que el Estado debe garantizarlo.


Durante la celebración de la misa en Caacupé, en el marco del novenario en honor a la Virgen, Alfert expresó que “dar techo a quien no tiene es una expresión de misericordia”, pero lamentó que “en nuestro país no podemos lucirnos con esa virtud de la misericordia”.

 

El vicario del Pilcomayo dijo que “el egoísmo de ciertos sectores no permite que otros vivan dignamente”. Comentó que en una zona del Chaco, a lo largo de 500 kilómetros, vio que no había un solo lugar para una casa; solo alambrado para vacas”. “¿Es el ganado más importante que el ser humano?”, reflexionó.

 

Dijo que el derecho a la vivienda, debe ir acompañado de seguridad. “Nadie puede vivir bajo un techo donde hay guerra.Todos anhelamos vivir en paz, como hermanos, en esta casa común que Dios nos ha regalado”, insistió.

 

También, exigió el fin de la corrupción y la política vinculada con ilícitos. “Ser misericordiosos es acabar con la corrupción, los narcopolíticos que quitan el techo y a menudo también la vida del prójimo”, expresó.

 

Finalmente dijo que “El derecho a la vivienda digna no significa solo tener cuatro paredes y un techo; implica también poder vivir en paz, con dignidad y salud física”.

 

La celebración eucarística continúa este lunes,  con la “fiesta de San Andrés”. La misa de las 07:00 a cargo de Monseñor Joaquín Robledo, obispo de San Lorenzo y a las 19:00 a cargo del presbítero Mariosvaldo Florentino, custodio de los Padres Capuchinos en Paraguay.

 

IP