La cirugía robótica puede y debe definirse dentro de la cirugía laparoscópica asistida por un robot. Debe entenderse de que no es un robot el que efectúa la cirugía en forma autónoma e independiente. Es el cirujano quien a través de una consola y un sistema de brazos robóticos lleva a cabo el procedimiento quirúrgico.


La cirugía robótica puede y debe definirse dentro de la cirugía laparoscópica asistida por un robot.

“La cirugía abierta sigue siendo igual de deleitante para el cirujano entrenado en todas las técnicas, obviamente con la cirugía robótica se gana la magnificación y la delicadeza en el manejo de los tejidos que hacen realmente de esta técnica algo que alcanza el nivel artístico en manos entrenadas”, introduce el urólogo Fernando Guillermo Abarzua-Cabezas.

El mismo explica que La técnica aún no está presente en Paraguay pero en el currículo de la Cátedra de urología del hospital de clínicas tanto en pregrado como en postgrado se ha comenzado a enseñar.

-La robótica aplicada a las cirugía, ¿influye mas para la cura de las enfermedades?

-Suficiente es la evidencia bibliográfica con estudios comparativos a largo plazo que existe un beneficio sustancial en ciertas patologías, por ejemplo en el caso específico del cáncer de próstata se informa que las posibilidades de márgenes positivos en cirugía abierta oscilan en el 22% mientras que en procedimientos robóticos estos números se reducen a aproximadamente 12% e incluso menos dependiendo de la experiencia del cirujano.

¿Cual es el uso en medicina, solo urología se aplica a otras áreas de la medicina?

-Desafortunadamente aún no contamos con esta tecnología en el Paraguay, de estar presente la misma podría aplicarse a varias ramas de la cirugía incluyendo, urología, ginecología, cirugía general, bariátrica e incluso otorrinolaringología.

-Entonces no se realiza ya en Paraguay este tipo de cirugías

-Aun no, yo en mi calidad de director de programa del Hospital Británico de Montevideo Uruguay, ofrezco este servicio a mis pacientes como una posibilidad terapéutica.

-En Paraguay, ¿hay otros especialistas como usted?

Desafortunadamente, no

-¿Es una especialidad que se estudia luego de graduarse el medico?

En la mayoría de los currículos de residencia extranjera del área quirúrgica la misma forma parte dentro del entrenamiento general. En el caso de urología y por mi experiencia en los Estados Unidos, al completar la residencia se espera que el residente de 4to año tenga una exposición suficiente a casos que van desde el tratamiento del cáncer de próstata y canceres renales.

En mi caso accedí a el entrenamiento a través de los llamados fellowship o entrenamientos post residencia en un periodo de tres años. También en los Estados Unidos existen fellowship centrados en cirugía puramente robótica o uro-oncología los cuales son por un periodo de 1 a 2 años.

-¿En que países se realizan estos estudios?

-Regionalmente países que ya han incorporado a su malla curricular esta tecnología son Chile, Argentina, Brasil y Uruguay.

Obviamente, los mayores centros mundiales se encuentran sin duda alguna en los Estados Unidos. En mi caso yo tuve la oportunidad de entrenarme en uno de los mayores centros de cirugía robótica del norte de los Estados Unidos en el Hartford Hospital con referentes mundiales en esta especialidad.

-¿Requiere inversión en dinero extra por parte del alumno para la practica?

Al estar incorporados en los currículos de estudios no representan una inversión extra.

¿La robótica en medicina podría llegar a reemplazar al tradicional cirujano?

No podrá reemplazarlo mas bien complementara su practicamedica.

-¿Cuanto tiempo se requiere para ser especialista en robótica?

En mi caso yo invertí 3 años entrenándome en cirugía robótica para alcanzar el nivel de instructor acreditado. Obviamente esto dependerá de las habilidades quirúrgicas previas, el conocimiento de cirugía laparoscopia previa por lo general reduce la curva de aprendizaje.

Esta acreditación me permitió convertirme en el director de programa de cirugía robótica del Hospital Británico de Montevideo-Uruguay. Además de ser instructor de los programas de Posadas, Argentina y del Hospital Churruca de Buenos Aires.

Fernando Guillermo Abarzua-Cabezas

Julio Baldivieso