El proceso comenzará con ensayos de interconexión de 500 megavatios entre las ciudades de Melo, al noreste uruguayo, y Candiota, en el sur brasileño, informaron hoy fuentes oficiales.


Imagen de un tendido de red eléctrica

En una nota de prensa, la página web de la Presidencia de la República de Uruguay señala que el presidente de la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas de Uruguay (UTE), Gonzalo Casaravilla, y su par de Electrobras, José Da Costa Carvalho Netto, firmaron los convenios en Río de Janeiro.

El primer documento se denomina “Acuerdo de Prestación de Servicios Comerciales” y establece que UTE actuará como comercializador en Uruguay y Electrobras hará lo propio en Brasil en los intercambios de energía eléctrica de importación y exportación entre los dos Estados.

Asimismo, resalta que la empresa uruguaya suministrará la energía excedente a Brasil luego de cubrir la demanda interna y que la misma podrá ser interrumpida cuando las condiciones técnicas y de seguridad lo requieran.

El segundo convenio lleva el nombre de “Acuerdo de Provisión”, que establece las condiciones y mecanismos que permiten el suministro a Brasil de energía eléctrica interrumpible generada en Uruguay.

A su vez, los documentos resaltan que estos países podrán realizar intercambios de energía cuando las condiciones sean convenientes para ambos.

En ese sentido, el presidente de Electrobras informó de que una vez finalicen los ensayos de interconexión de 500 megavatios “se abrirá la posibilidad” de intercambio energético constante entre estas ciudades.

Estas empresas cuentan con acuerdos previos que incluyen la construcción en el territorio uruguayo de una central de generación eólica de 65 megavatios, con una inversión conjunta de 100 millones de dólares y la interconexión de 70 megavatios entre Rivera, al norte de Uruguay, y Livramento, al sur de Brasil.

EFE