Descargar el Audio

Señaló que la tierra que Campos Morombí pretende traspasar al Estado “es una finca que no existe de un padrón que tampoco existe”. Agregó que incluso si se hubiese consignado correctamente “la propiedad no es de los Riquelme” ya que está registrada a favor de LIPSA. “No pueden donar algo cuya propiedad no poseen” sentenció. El presidente Horacio Cartes había adelantado que aceptaría la “donación” para darle un corte definitivo al asunto.


El titular del Indert dijo que Horacio Cartes estaba al tanto de la situación y que por eso no aceptó el traspaso.

“Fue acertada la decisión del presidente de no involucrarse en el proceso de promulgación, la ley tuvo sanción ficta”.

Agregó que el mandatario “no tuvo ninguna acción real” y que la ley “debe ser derogada”.

El ministro sostuvo que se necesita un diálogo entre todas las partes (Indert, LIPSA y los Riquelme) para poder resolver este tema.

Por ahora, la tierra sigue perteneciendo a LIPSA, empresa con personería jurídica y en proceso de liquidación.

Lo que Cartes dijo

El presidente adelantó a la prensa que aceptaría la donación para dar un corte definitivo al asunto.

Incluso explicó que el Estado perdió es a tierra “por no atender un juicio”.

“No soy abogado, pero creo que por una cuestión de forma, no de fondo, hicieron un juicio de usucapión y ganaron.  Hay una discusión donde creo que el Estado no tiene toda la fuerza y que han pedido inclusive a la Virgen de Caacupé que me ilumine. Yo pido que la Virgen de Caacupé ilumine a quienes demandaron esa ley, porque hacen parte, esa luz de la Virgen nos llegue a todos: al Ejecutivo, al Legislativo y lo que voy hacer es no vetar, no firmar, simplemente voy a aceptar la ley”, señaló máximo responsable del Ejecutivo.

La posición que en un principio tuvo el presidente respecto al traspaso propuesto por Campos Moormbí fue producto del consejo del asesor jurídico de la presidencia, Sergio Godoy, quién le recomendó no vetar la ley.