Las infraestructuras comienzan a despertar el interés de las compañías españolas por Paraguay, mercado que la inversión española ha desconocido durante un largo período de tiempo y que en los dos últimos años crece como destino.


Isolux Corsán y Air Europa han protagonizado las últimas operaciones de firmas hispanas en un país que se ha propuesto elevar la llegada de capital exterior y que cuenta con las empresas de nuestro país para mejorar su red de infraestructura e impulsar el turismo.

 

Desde España, en 2015 se ha asis­tido a un re­lan­za­miento del in­terés por Paraguay a nivel pú­blico y pri­vado, es­ce­ni­fi­cado por la re­ciente vi­sita del mi­nistro García-Margallo al país.

 

Las in­fra­es­truc­turas son la punta de lanza de la in­ver­sión es­pañola en Paraguay, país hasta hace dos años ol­vi­dado por el ca­pital es­pañol e in­ter­na­cio­nal, in­di­fe­rencia que se ha tra­du­cido en que la na­ción sea la que pre­senta a día de hoy menor lle­gada de IED en el Cono Sur. Se trata de una si­tua­ción que el Gobierno del pre­si­dente Horacio Cartes trata de re­vertir con planes para desa­rro­llar in­fra­es­truc­turas via­les, flu­viales y eléc­tricas y con pro­yectos para po­ten­ciar el tu­rismo.

 

De he­cho, el país prevé in­ver­siones por 14.500 mi­llones de euros (16.000 mi­llones de dó­la­res) en 20 años (de ellos, 7.000 mi­llones en el pró­ximo qui­n­que­nio) dentro de un Plan Maestro de in­fra­es­truc­tura y ser­vi­cios que va acom­pañado de un nuevo esquema de ge­s­tión de asociación público pri­vada.

 

Asunción otorga es­pe­cial prio­ridad a las infrae­stru­c­tu­ras, a las que se quiere de­stinar in­ve­rsiones del 3%-3,5% del PIB, pero ta­mbién a otros sec­tores como TIC y agroa­limenta­rio, tres ru­bros que, junto a trans­mi­sión y dis­tri­bu­ción de ener­gía, las re­no­va­bles, el tra­ta­miento de agua y el tu­rismo cons­ti­tuyen los ejes de in­terés para las firmas his­pa­nas.

 

Desde la Administración es­pañola se juzga que el in­ci­piente sector tu­rís­tico tiene un po­ten­cial enorme y que en ese ca­pí­tulo las firmas es­pañolas tienen mucho que apor­tar. De he­cho, Asunción quiere con­vertir este sector en vector de cre­ci­miento y busca tam­bién un in­cre­mento de la co­nec­ti­vidad área que ha sus­ci­tado el in­terés es­pañol: Air Europa inau­gu­rará el 16 de di­ciembre dos vuelos di­rectos se­ma­nales Madrid- Asunción tras 25 años de au­sen­cia, según el acuerdo fir­mado antes del ve­rano.

 

Actividad eds­paño­la

 

Junto a Air Europa-Globalia, Isolux Corsán ha pro­ta­go­ni­zado en los úl­timos meses el au­mento de las re­la­ciones em­pre­sa­riales con el país, al ad­ju­di­carse en agosto la cons­truc­ción del Viaducto que unirá la in­ter­sec­ción entre dos de las prin­ci­pales ave­nidas de Asunción, pro¬­yecto que tendrá un plazo de eje¬­cu¬­ción de un año y un pre¬­su¬­puesto de 21 mi¬­llones de eu­ros. La im­por­tancia que Paraguay con­cede a las in­fra­es­truc­turas se plasma en el hecho de que la Administración ha man­te­nido en el úl­timo año y medio reuniones con firmas del sector como Abertis, Acciona, Comsa, ACS, FCC, Ferrovial, Isolux, Sacyr, San José, Tragsa…

 

En estos mo­mentos existe un enorme in­terés bi­la­teral por im­pulsar las re­la­ciones em­pre­sa­riales y eco­nó­mi­cas. Desde Paraguay, para apun­talar la ex­pan­sión de la eco­nomía a través de la cap­ta­ción de mayor in­ver­sión ex­te­rior. Desde España, tanto la Administración Rajoy como las em­presas co­mienzan a apostar fuerte por una re­no­vada re­la­ción eco­nó­mica con el país del Chaco.

 

En los úl­timos seis meses este cre­ciente in­terés bi­la­teral ha sido es­ce­ni­fi­cado con la vi­sita que Horacio Cartes cursó a Madrid en ju­nio, acom­pañado de sus mi¬­ni­s¬­tros de Obras Públicas, Exteriores y Hacienda, y dos pos­te­riores vi­sitas de mi­nis­tros y em­pre­sa­rios es­pañoles a Paraguay.

 

La úl­tima gira la acaba de pro­ta­go­nizar el mi­nistro es­pañol de Exteriores, García-Margallo, acom­pañado por una de­le­ga­ción em­pre­sa­rial de alto ni­vel, en su mayor parte del sector de in­fra­es­truc­tu­ras, hoy por hoy el seg­mento de ac­ti­vidad en el que las firmas ven ma­yores po­si­bi­li­da­des. García-Margallo par­ti­cipó en el Foro Internacional Paraguay-España, al que acu­dieron una trein­tena de em­pre­sa­rios y de­le­gados de firmas es­paño­las. Allí, de­fendió la puesta en marcha del tra­tado de libre co­mercio UE-Mercosur en un mo­mento en el que Paraguay ocupa la pre­si­dencia del bloque co­mer­cial sud­ame­ri­cano.

 

En ese foro, las com­pañías es­pañolas ob­tu­vieron in­for­ma­ción de­ta­llada sobre las po­si­bi­li­dades de in­ver­sión en Paraguay en una reunión con el mi­nistro de Industria, Gustavo Leite; el pre­si­dente del banco cen­tral, Carlos Fernández Valdovinos y el mi­nistro de Obras Públicas, Jiménez Gaona. Posteriormente fueron re­ci­bidos por el pre­si­dente Cartes junto al mi­nistro García-Margallo y el vi­ce­pre­si­dente de CEOE y pre­si­dente de Cepyme, Antonio Garamendi.

 

Entre las em­presas que acom­pañaron a García-Margallo se ha­llaban Globalia, Air Nostrum, FCC, BBVA, Tragsa-Cytasa, Indra, Mapfre, Sacyr y OHL. Unas 250 pymes es­pañolas se han ins­ta­lado en el país en los úl­timos cuatro años, con una in­ver­sión pró­xima a 450 mi­llones de eu­ros. Aunque a día de hoy las in­ver­siones es­pañolas se ca­rac­te­rizan por una cre­ciente pero aún li­mi­tada cuan­tía, al­gunas em­presas han lo­grado una po­si­ción re­le­vante en su sector en Paraguay, como BBVA, Mapfre, Prosegur, Santillana o la in­mo­bi­liaria Arcallana, con 35 años en el país. En in­fra­es­truc­tu­ras, OHL ha te¬­nido pre¬­sencia hi­s¬­tó¬­rica en un mer­cado donde tam­bién están pre­sentes Avanza, Grupo Barcelona, Tragsa y Adolfo Domínguez.

 

España es uno de los cinco ma­yores in­ver­sores en Paraguay y ac­tual­mente va­rias em­presas es­pañolas pugnan en con­vo­ca­to­rias pú­blicas de in­fra­es­truc­tu­ras. La in­ver­sión es­pañola su­pone más del 6% del total de IED que re­cibe Paraguay, un país ha sido uno de los pocos de la re­gión que ha man­te­nido en el primer se­mestre una ten­dencia po­si­tiva en ca­p¬­ta¬­ción de IED. En 2014 la in­ver­sión ex­te­rior au­mentó un 230%, a 236 mi­llo­nes. No obs­tante, Paraguay sigue siendo el país que menos IED capta en Sudamérica. Oportunidades en tu­rismo, energía y ali­men­tario

Tanto desde la Administración como desde CEOE, se animó en Asunción a las em­presas es­pañolas a elevar la pre­sencia en Paraguay, “país de opor­tu­ni­da­des, es­pe­cial­mente en ener­gía, in­fra­es­truc­tura, trans­porte, ges­tión del agua, cons­truc­ción y agroa­li­men­ta­rio”, según la de­le­ga­ción his­pana. “Paraguay, que ha au­men­tado su atrac­tivo en los úl­timos años y cuyo cre­ci­miento es de los más altos del área, ofrece es­ta­bi­lidad mo­ne­taria y fiscal y un gran atrac­tivo fiscal con res­pecto a otros paí­ses”, según Antonio Garamendi, para quien nues­tras em­presas pueden ayudar a Paraguay a con­ver­tirse en un centro lo­gís­tico e in­dus­trial de primer ni­vel. Por su parte, las au­to­ri­dades pa­ra­guayas vol­vieron a alentar a las com­pañías his­panas a in­vertir más y co­n­tri­buir es­pe­cial­mente al desa­rrollo de las in­frae­s­tru­c­tu­ras, es­casas y de baja ca­li­dad.

 

De he­cho, Paraguay tiene una de las peores redes de in­frae­s­tru­c­turas del Cono Sur, con vías sa­turadas y ob­so­le­tas. Y un hán­dicap ge­neral que ahora se trata de sol­ventar a mar­chas for­za­das: no es un país aún lo bas­tante co­no­cido para el in­versor es­pañol. El pa­sado sep­tiem­bre, fue el mi­nistro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, quien vi­sitó Paraguay con el ob­je­tivo de re­forzar las re­la­ciones eco­nó­micas e iden­ti­ficar áreas de coope­ra­ción. Soria dijo en­tonces que “Paraguay es un país que da se­gu­ridad ju­rí­dica y que ha ela­bo­rado una ley de in­ver­sión ex­tran­jera que hace sen­tirse al in­versor fo­ráneo como en su ca­sa”.

 

Paraguay cre­cerá en 2015 por en­cima de la media de una Latinoamérica en des­ace­le­ra­ción, con un avance del PIB del 3,3% que se ele­vará el 3,6% en 2016, según el FMI. El país, que creció el 4,4% de 2014 tras el ex­ce­pcional 14,2% de 2013 que siguió a la recesión de 2012, se sitúa aún en puestos me­dio­cres en cuanto a fa­ci­li­ta­ción de los ne­go­cios y com­pe­ti­ti­vi­dad.

 

En en­torno de ne­go­cios ha per­dido cinco lu­gares (al puesto 100 mun­dial) en el úl­timo in­forme Doing Business, con re­trocesos en tra­mi­ta­ción de ape­rtura de em­presa y ob­tención de crédito.

 

Y, en com­pe­ti­ti­vi­dad, pese a me­jorar dos puestos en el ran­king del World Economic Forum, se ubica en una dis­creta po­si­ción 118, de­bido a su baja nota en es­ta­bi­lidad macro y clima de negocios.

 

Carlos Álvaro / Capitalmadrid