La FIFA ha asegurado este jueves que "seguirá cooperando totalmente" con Estados Unidos en la investigación que lleva a cabo el Departamento de Justicia de este país, tras conocer la detención en las últimas horas, a petición de éste, de otros dos de sus dirigentes en Zúrich.


Suiza congela fondos en relación a escándalo de corrupción en la FIFA.

En un escueto comunicado la FIFA afirma ser consciente de estas detenciones y ha reiterado que “seguirá cooperando totalmente, según permite la ley Suiza”, con la investigación que lleva a cabo Estados Unidos por presunta corrupción dentro de la organización, así como con la que lleva a cabo la Fiscalía General de Suiza.

“FIFA no hará más comentarios sobre los acontecimientos de hoy”, concluye el texto de la organización, que este jueves finaliza en Zúrich la reunión de su Comité Ejecutivo que comenzó ayer y a la que asistían los dirigentes detenidos.

Según medios estadounidenses se trata del hondureño Alfredo Hawit, presidente de la Confederación Centroamericana de Fútbol (Concacaf) y vicepresidente de la FIFA y paraguayo Juan Ángel Napout, igualmente vicepresidente de la FIFA y presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

La Justicia estadounidense les acusa de haber recibido sobornos que se elevan “a millones de dólares” a cambio de la venta de los derechos de retransmisión de torneos futbolísticos disputados en América Latina y partidos de clasificación para Mundiales.

La reunión del Ejecutivo, presidida por el camerunés Issa Hayatou, presidente en funciones desde la sanción temporal impuesta a principios de octubre por la propia organización al suizo Joseph Blatter, incluye en su orden del día la presentación de las conclusiones del comité de reformas, creado tras conocerse las investigaciones de la justicia estadounidense sobre la FIFA.

El pasado 27 de mayo, en vísperas del Congreso que reeligió a Blatter como presidente, cargo que ostenta desde 1998, otros siete dirigentes de la organización fueron detenidos también el ciudad suiza.

Los hechos provocaron la renuncia de Blatter y la convocatoria de nuevas elecciones a la presidencia, previstas para el 26 de febrero próximo. EFE