El jugador argentino del Barcelona ha pactado con la Fiscalía de Delitos Económicos y la Abogacía del Estado una pena de un año de cárcel y 815.000 euros de multa por defraudar 1,5 millones de euros a Hacienda, acuerdo que está pendiente de ser ratificado en un juicio.


Javier Mascherano, jugador del Barcelona.

Según han informado fuentes judiciales, la defensa del futbolista ha pactado un escrito de acusación con la Fiscalía y la Abogacía del Estado, por el que el jugador se conforma con un año de prisión a cambio de reconocer el fraude fiscal que se le imputa.

Mascherano declaró el pasado 29 de octubre ante el juzgado de instrucción número 9 de Gavá (Barcelona) como imputado por dos delitos de fraude fiscal.

Según la fiscalía, el jugador usó dos estrategias para este supuesto fraude: no declarar las rentas obtenidas de Nike a través de una sociedad domiciliada en Miami (Estados Unidos) y simular la cesión de sus derechos de imagen a una entidad puramente instrumental radicada en Madeira (Portugal).

El internacional argentino reconoció en su declaración haber defraudado al fisco, durante los años 2011 y 2012, esos 1,5 millones de euros, cantidad que devolvió en septiembre pasado junto a otros 200.000 euros de intereses.

El objetivo de Mascherano no era otro que el de llegar así a un acuerdo judicial y eludir un posible ingreso en prisión, con una sentencia de conformidad que deberá ratificar en el juicio. EFE