El presidente de la Administración Nacional de Electricidad, Víctor Romero, indicó en rueda de prensa que un total de 119 alimentadores de energía de 23.000 voltios quedaron fuera de servicio por el temporal que esta madrugada azotó Asunción y zonas adyacentes. También causó inundaciones y desperfectos en viviendas.


Crédito: Agencia de noticias EFE.

“Podemos decir que fueron afectados un poco más de 300.000 clientes en un momento dado”, declaró Romero.

El funcionario dijo desconocer el costo de los daños materiales causados por la tormenta, que registró ráfagas de viento de cerca de 100 kilómetros por hora y hasta 70 milímetros de lluvia caída en la capital y su área metropolitana.

Además, el río Paraguay a su paso por Asunción alcanzó los 5,50 metros de altura debido a las lluvias registradas en la última semana, un nivel considerado crítico para la inundación, lo que obligó al desalojo de varias familias que habitan en los llamados Bañados, el cinturón de barrios ribereños empobrecidos de la capital.

Las lluvias también causaron inundaciones en el departamento Central y en zonas del departamento de San Pedro (norte), donde muchas familias resultaron damnificadas.

Horacio Cartes, ordenó hoy la intervención de las Fuerzas Armadas, la Policía, la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos para asistir a los damnificados.

Las lluvias caídas en Asunción desde el último fin de semana, y especialmente la fuerte tormenta de esta madrugada, se atribuyen al fenómeno de El Niño, que cada año azota al país con temporales de diversa intensidad.