El equipo de Arce una vez más fue preso de su ansiedad y nerviosismo y empató 0-0  ante el modesto Santaní, que realizó una gran labor, pero no le bastó para seguir siendo equipo de primera en el 2016. El empate y el triunfo de Cerro en Luque hacen que este miércoles tengamos un clásico para definir al campeón del Clausura 2015.


Olimpia y Santaní igualaron 0-0.

Otra vez la misma historia. Olimpia y su gente, ilusionados, en busca del pasito que faltaba para llegar al título, se juntaron en Sajonia y la 40 nuevamente le dijo que no. Deportivo Santaní le aguó la fiesta, le sacó un empate que le dio vida a Cerro, que triunfó en Luque y habrá un final clásico para definir al campeón.

Los fantasmas de hace una semana volvieron a sobrevolar Sajonia sobre un Defensores que una vez más se vistió de blanco y negro. Otra vez la impresición, el nerviosismo y la ansiedad predominaron en el equipo de Arce, que cambió gran parte del ataque, pero sin un resultado diferente al de siete días atrás.

Todo lo contrario en Deportivo Santaní. Que comenzó enchufado, concentrado y le robó la pelota y el protagonismo a Olimpia aprovechando sus dudas. Blas Díaz una vez más se hizo eje, junto a Ramírez por izquierda, Maidana por derecha y Gracían como organizador, hicieon daño a una defensa de Olimpia con muchas sobras. Lo del Decano pasó mucho por José Ariel Núñez, que apareció tirado por izquierda pero sin la profundidad de otras tardes.

La más clara del primer tiempo para el equipo de Arce estuvo en la cabeza de Carlos Rolón, que encontró una buena respuesta en las manos de Gavilán. Pero el que tuvo la más importante y el que estuvo más cerca fue Santaní, que tras una muy buena jugada encontró a Gracían en el corazón del área y sacó un tremendo derechazo que se metía, pero apareció Diego Barreto para acallar el grito de gol. Eso tampoco despertó a Olimpia, que siguió en la nebulosa.

Y hasta el palo estaba ensañado con el Franjeado. Porque en el arranque mismo  de la complementaria, ya con Mendieta en el campo, tuvo la primera clarita. Porque “Willi” giró y le dio el gol a Salgueiro, pero Gavilán tapó, el rebote le quedó en la cabeza a Mendieta pero Servín le dijo que no y de ese mismo rebote, parecía gol del “8”, pero el palo otra vez se lo negó.

Esa era solo una muestra de lo que se venía, porque Olimpia entró con todo, decidido a que no se le escape por nada del mundo el partido. Rolón en la jugada siguiente, solo frente a Gavilán, elevó su cabezazo sobre el travesaño.

Después ya fue más desesperación que otra cosa. Al final el tiempo le terminó ganando al equipo de Arce y casi lo hace Santaní también, que en la última contra consiguió marcar a través de Aquino, pero el línea levantó la bandera y le privó al conjunto de Jara de una victoria, que le hubiese servido de poco, pero la satisfacción iba a quedar.

Ahora, el destino marca que Olimpia y Cerro Porteño terminaron en igualdad de puntos y deberán definir en un partido extra al campeón del torneo Clausura.

Informe: TigoSports