Según su relato, tras los choques, que duraron toda la noche, el llamado Consejo Militar de Joms y el Organismo de Lucha contra el Crimen (afines al gobierno de Trípoli) recuperaron el control de la gasolinera de la ciudad, que había sufrido 'importantes' daños materiales.


Los radicales han aprovechado los últimos meses de la pugna política para repeler los ataques sobre su bastión en Derna

Al menos 18 miembros de milicias rivales en Libia perdieron la vida durante los combates que estallaron anoche en la localidad de Joms, a 118 kilómetros al este de Trípoli, informó hoy lunes a Efe una fuente de seguridad de esta ciudad costera.

Representantes de las dos Cámaras Legislativas libias -Trípoli y Tobruk- acordaron en la capital tunecina el sábado por la noche crear un comité de cinco miembros de cada Cámara para nombrar al primer ministro de un gobierno de unidad nacional en un plazo máximo de 15 días, a fin de solucionar la guerra que desangra el país desde 2011.

Libia es un estado fallido, víctima de la guerra civil y el caos, desde que en 2011 la comunidad internacional apoyó militarmente el alzamiento rebelde contra la dictadura del coronel Muamar al Gadafi.

Desde las últimas elecciones en 2014, el poder está dividido entre dos gobiernos: uno en Trípoli y otro en Tobruk (reconocido internacionalmente), que luchan por el control del país apoyados por distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de petróleo, armas, personas y drogas.

Los radicales han aprovechado los últimos meses de la pugna política para repeler los ataques sobre su bastión en Derna, entrar en varios barrios de Bengasi, conquistar casi toda Sirte e incluso dominar zonas en torno a Sabratah, ciudad que se encuentra a medio camino entre Trípoli y la frontera con Túnez.

EFE