El Parlamento británico rechazó hoy que los jóvenes de 16 y 17 años tengan derecho a voto en el referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea que el Gobierno prevé convocar antes de que termine 2017.


La Cámara de los Comunes desestimó por 303 votos a favor y 253 en contra una enmienda introducida por la Cámara de los Lores para permitir la participación de menores en esa franja de edad.

El secretario de Estado del Gabinete del Gobierno, John Penrose, argumentó ante la Cámara baja que sería “incorrecto” modificar para una sola votación el sistema que se utiliza en el resto de comicios en el Reino Unido.

“Es una medida que debería ser considerada para todas las elecciones, de forma colectiva y de una sola vez”, dijo el diputado conservador.

“Dadas las comprensibles sensibilidades que despierta el referéndum sobre la Unión Europea, un cambio fundamental como ése para una sola votación llevaría, quizás justificadamente, a acusaciones de que se está tratando de amañar la muestra de población a favor o en contra de una de las opciones”, reflexionó Penrose.

El portavoz para Europa de la oposición laborista, Patrick McFadden, señaló por su parte que el referéndum sobre la UE será “una elección que solo se da una vez durante una generación”.

“Nuestro argumento es muy simple: los jóvenes de este país se merecen poder dar su opinión sobre una decisión que marcará el futuro del Reino Unido”, dijo McFadden.

El primer ministro, David Cameron, se ha comprometido a convocar el referéndum tras negociar con Bruselas un nuevo encaje para el país en el seno de la Unión.

Entre otras medidas, el jefe del Gobierno británico quiere imponer un mayor control de la inmigración comunitaria y exigir a los ciudadanos europeos que residan al menos cuatro años en el Reino Unido antes de poder acceder a ayudas estatales. EFE