“Dolores musculares y cefalea, seguido de hipertensión arterial y lesiones en los pies, son los principales motivos de consultas, del total de asistidos 100 fueron trasladados a servicios de salud de referencia”, señalo el coordinador general, Raúl Latorre.


Equipo de coordinación del Operativo Caacupé.

El coordinador comentó que como caso peculiar se registró un embarazo de una indígena de 32 años que se encontraba en la semana 37 de gestación, “por lo que se procedió a un apresurado traslado al hospital regional de Caacupé, donde dio a luz en un parto normal”.

Latorre explico que una vez los peregrinos retornes a sus respectivos hogares, el Ministerio de Salud estará terminando el “código rojo”, dando continuidad asó al “código amarillo”, que se extenderá hasta el 15 de diciembre.

“Nosotros mantendremos una cobertura total, si bien se disminuirá el numero del personal, equipamiento y medicación estará correlacionada con la cantidad de asistentes en la continuidad de esta festividad religiosa”, señaló.

Por último, el profesional recordó que para el operativo estuvo involucrado un total de 1810 personal de Salud pública entre los cuales se dividió en 125 médicos, 675 funcionarios de personal de apoyo, y 810 enfermeras.

Agencia IP.