El presidente de la República, dijo hoy que las pasadas elecciones en Venezuela traerán "equilibrio" a la región. Fue al ser consultado sobre la posibilidad de aplicarle la cláusula democrática tal como había propuesto el presidente electo de Argentina, Mauricio Macri.


Horacio Cartes, presidente de la República.

Macri dijo que presentaría la posibilidad de sancionar a Venezuela con esta cláusula, que prevé la suspensión de miembros del bloque si se constata que cometieron una “ruptura del orden democrático”, en la próxima Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, el 21 de diciembre en Asunción.

“Creo que viene un equilibrio que no estaba habiendo en la parte legislativa y ojalá que sirva para que puedan hablar”, dijo Cartes en referencia a las legislativas venezolanas del domingo, en las que ganó la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro.

“Queremos armonía. Y desearle todo lo mejor a los hermanos venezolanos, que sepan vivir en equilibrio, con armonía, porque nos conviene a todos”, dijo Cartes a los periodistas.

Días antes de los comicios venezolanos, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, dirigente opositor encarcelado en Venezuela, pidió a Cartes en Asunción que se aplique la cláusula democrática debido a la detención y encarcelamiento de opositores al Gobierno de Maduro.

La cláusula democrática prevista en el Mercosur -integrado por Argentina, Venezuela, Brasil, Paraguay y Uruguay- establece la posibilidad de suspender a un Estado miembro ante la ruptura del orden democrático en virtud del Protocolo de Ushuaia, suscrito en 1998, que contempla que solo puede aplicarse por consenso.

El protocolo fue utilizado en 2012 para suspender temporalmente a Paraguay después de que el entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, fuera destituido por el Congreso sin un “debido proceso”, según alegaron el resto de los socios del Mercosur, tras una masacre que costó la vida a 17 personas durante un desalojo de campesinos. EFE