La economía paraguaya continuará creciendo este año y el siguiente, pero a un ritmo menor que el previsto a principios de 2015, según el Banco Central de Paraguay (BCP), que prevé para este año un crecimiento del 3 % y del 3,2 % en 2016, debido a la desaceleración de Brasil, su principal socio comercial.


Según el balance económico anual presentado por el Banco Central, Paraguay se enfrenta a “un contexto externo más complejo” pero a pesar de ello “las inversiones públicas continuaron ejerciendo su rol contra cíclico, respetando los márgenes establecidos en la Ley de Responsabilidad Fiscal”.

“Las cuentas fiscales también han sido afectadas por el escenario externo más frágil”, expresó durante el acto el ministro de Hacienda, Santiago Peña.

Por su parte, el presidente del BCP, Carlos Fernández Valdovinos, aseguró que Paraguay tiene la necesidad de “volver a lo básico” para afrontar el contexto externo.

“Nuestro país se ha enfrentado a tres significativos choques externos: la caída de precio de uno de sus principales productos de exportación (soja), la ralentización de la actividad económica de Brasil y el incremento del riesgo país”, advirtió Fernández.

Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja y el sexto de carne vacuna, las dos actividades que más aportan a su producto interno bruto (PIB).

“Este entorno más complicado se ha reflejado en los indicadores de actividad económica; sin embargo, las previsiones de crecimiento señalan que Paraguay se ubicaría nuevamente entre los más dinámicos de la región, tanto en el 2015 como en el 2016″, agregó el titular del BCP.

Los expositores coincidieron en que el escenario global más complejo ha tenido sus efectos sobre la región de América Latina entre 2008 y 2011, pero fue “de manera ordenada”.

Asimismo, resaltaron la necesidad de implementar reformas para incrementar la productividad, “lo que sería fundamental, para lograr un crecimiento sostenido en los próximos años”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo en octubre las expectativas de crecimiento de Paraguay para 2015 y las fijó en un 3 %, lo que motivó que el BCP también redujera entonces sus predicciones de crecimiento del 4 % anunciado en junio al 3,7 %, debido a un “contexto internacional menos favorable”. EFE