La ciudad de Pekín declaró hoy el inicio oficial de los preparativos para los XXIV Juegos de Invierno, que la ciudad acogerá entre el 4 y el 20 de febrero de 2022.



Esos Juegos “marcarán un antes y un después en el desarrollo de los deportes invernales”, señaló el ministro de Deportes de China, Liu Peng, citado por la agencia oficial Xinhua, en el comienzo de esta fase preparatoria.

La capital china fue elegida para los JJOO de 2022 en la asamblea que el Comité Olímpico Internacional celebró en Kuala Lumpur a finales de junio de este año, y en la que las únicas candidaturas presentadas fueron la pequinesa y la de la ciudad kazaja de Almaty, después de que Oslo retirara la suya el pasado año.

China defendió en la presentación de su candidatura que con ella extenderá la práctica de deportes de invierno entre más de 300 millones de ciudadanos del país, casi la quinta parte de su población.

Pekín, pese a las críticas que sobre ella pesan por su grave contaminación y a las dudas por la escasa nieve de sus secos inviernos, será la primera ciudad del mundo en acoger unos Juegos de Verano, cosa que hizo en 2008, y unos de invierno.

No obstante, la metrópoli solo acogerá las ceremonias de inauguración y clausura, así como los deportes sobre hielo, ya que las pruebas de esquí alpino y de fondo se celebrarán en pistas situadas a hasta 200 kilómetros. EFE