Los quintillizos nacidos en el Hospital Materno Infantil San Pablo prosiguen su evolución positivamente a tal punto que solo uno se encuentra con necesidad de asistencia de respiración mecánica (el segundo varón). En el trascurso del día se le retirará el respirador a la niña.


Uno de los varoncitos continúa con la necesidad de respiración mecánica/EFE

Según expuso la Dra. Rossana Fonseca, Encargada de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital, los bebés están estables dentro de este estado de prematurez. “Están estables dentro de la semana más crítica. Los cinco toleran la alimentación enteral y el más delicado es el segundo varón que esta con asistencia mecánica”, refirió.

La nutrición enteral es una técnica especial de alimentación, que junto con la nutrición parenteral también se denomina nutrición artificial. Consiste en administrar los diferentes elementos nutritivos a través de una sonda, colocada de tal forma que un extremo queda en el exterior y el otro en distintos tramos del tubo digestivo como el estómago, duodeno o yeyuno, suprimiendo las etapas bucal y esofágica de la digestión.

Este tipo de soporte nutricional está indicado cuando no es posible una adecuada alimentación oral voluntaria, siempre que la capacidad del aparato digestivo permita absorber los nutrientes.

Los quintillizos nacieron con 1.328; 1.310; 1.400; 1.216 y 1.250 gramos (tres nenas y dos varones) y se espera que mediante la alimentación se logre alcanzar los 1.800 gramos, así como el desarrollo pulmonar y físico para poder trasladarlos a una sala común.

Se recuerda que la ayuda solidaria de las personas con buena voluntad debe ser canalizada por el servicio social de tal forma a evitar posibles estafas por parte de inescrupulosos que aprovechan este tipo de situaciones para lucrar en nombre de los padres y nunca hacen llegar estos aportes.

Ministerio de Salud