De esos damnificados, unos 21.000 corresponden a los evacuados tras la crecida iniciada hace una semana, mientras que el resto lo fueron a causa de la subida de 2014 y desde entonces permanecen en refugios habilitados por el Gobierno.


La cifra de personas evacuadas y trasladadas a refugios debido a las inundaciones registradas en Asunción asciende ya a 33.000.

La SEN sigue ayudando a la evacuación de personas de forma diaria para luego acomodarlas en los alrededor de 50 refugios ubicados en diversos lugares de la capital paraguaya, algunos de ellos dentro de instalaciones del Ejército.

La SEN también está proporcionando laminas de contrachapado para quienes están construyendo casetas de madera en plazas y espacios públicos para escapar del agua desbordada por el río, que el jueves alcanzó una altura de 6,50 metros.

El Gobierno no descarta que el río siga subiendo y que el fin de semana aumenten las cifras de desplazados, que en su mayor parte proceden de los Bañados, dos barrios humildes ubicados en la franja del Paraguay.

La actual crecida se debe a las intensas lluvias provocadas por el fenómeno de El Niño, principalmente en la cuenca media del Paraguay, según la SEN.

Las crecidas del río Paraguay a su paso por Asunción son habituales y las inundaciones de mayor magnitud se produjeron en 2014, cuando el río rebasó los 7 metros en la capital y afectó a unas 200.000 personas en todo el país.EFE