Paraguay ocupa el primer lugar en incidencia y en mortalidad por cáncer de cuello uterino a nivel del cono sur, con cifras de incidencia y fallecimientos similares a las del continente africano, siendo que países como Australia y Nueva Zelanda tienen tasas estimadas de incidencia de 5,5 x 100.000 mujeres y la tasa de mortalidad es de 2 x 100.000.


Esto se da en cumplimiento de la Ley 3.803/09, la cual estipula el permiso remunerado por un día

El Ministerio de Salud Pública presentó hoy la campaña denominada: #AusenciaJustificada, cuyo objetivo es que las mujeres tengan un día libre para la realización del estudio de Papanicolaou como medida para prevenir el cáncer de cuello uterino.

Recordemos que el cáncer de cuello uterino figura como una de las principales causas de muerte en esta franja poblacional, con cerca de 500 defunciones anuales.

De esta actividad fueron participes la Viceministra de Salud, Dra. Teresa Barán, la Dra. Karen Díaz de la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva, así como representantes de Itaipú Binacional y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

En ese aspecto, la Dra. Barán hizo énfasis en el alcance de la Ley 3.803/09 que otorga a todas las trabajadoras del país el derecho a un día de licencia remunerada para someterse a exámenes de Papanicolaou y Mamografía. La misma fue reglamentada por el Ministerio de Justicia y Trabajo a través de la Resolución N° 1173/12, observando que es un derecho, no un permiso, y que como tal corresponde dársele cumplimiento.

“Todas las mujeres del Paraguay, por ley, tienen permiso para hacerse el PAP y prevenir el cáncer. En salud todos los servicios, los más de 1.500, hacen el PAP en forma gratuita. Este evento es promovido conjuntamente con Ojo de Pez, Itaipú Binacional, UNFPA, CEPEP y Canal 13”, dijo Barán.

El Pap permite detectar las displasias, es decir las lesiones precursoras del cáncer, antes de que se desarrolle el cáncer propiamente dicho. “Las mujeres tienen que saber que haciéndose el PAP se puede diagnosticar un cáncer precoz que puede ser curable. Es un derecho tener un día libre para hacerse el Papanicolaou”, refirió.

Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social