Las fuerzas iraquíes recuperaron hoy el control de varias zonas en el centro de la ciudad de Ramadi, así como la presa, y rodearon el complejo gubernamental de la urbe, tomado por los yihadistas.


Fuente militares dijeron a Efe que el ejército y la policía expulsaron también a los miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI) de una zona en la que se encuentra el centro sanitario de la provincia de Al Anbar, cuya capital es Ramadi.

En estas operaciones, liberaron asimismo una vivienda que pertenece al líder de la tribu progubernamental Al Dalim, el jeque Mayed Abderaseq al Salman.

Los combates en el aérea causaron la muerte de dieciséis yihadistas, según las fuentes, que no precisaron bajas en las filas del Ejército.

Además, las fuerzas gubernamentales destruyeron siete vehículos del EI, tres de ellos cargados con artefactos explosivos, y repelieron dos ataques suicidas con coche bomba en las zonas de Albuziab y Albufarash.

Por su parte, el Ejército iraquí informó de que las fuerzas antiterroristas consiguieron rodear el complejo gubernamental, en el centro de Ramadi, que alberga las principales sedes administrativas, entre ellas la de la Gobernación provincial de Al Anbar.

En un comunicado difundido por la televisión estatal, añadió que las fuerzas gubernamentales han eliminado las minas de los edificios y desactivado los artefactos explosivos plantados en las carreteras por el EI para frenar el avance de sus enemigos.

En la ofensiva de Ramadi, que tiene como objetivo recuperar el control del centro de la ciudad y del complejo gubernamental, las fuerzas terrestres cuentan con el apoyo de la aviación iraquí y de la coalición internacional.

Una fuente médica explicó a Efe que tres civiles fallecieron y ocho resultaron heridos en un bombardeo con proyectiles de mortero del EI contra un mercado del pueblo de Al Jalidiya, al este de Ramadi.

El Ejército iraquí comenzó el pasado martes una operación para liberar el núcleo de Ramadi, en manos de los yihadistas desde mayo pasado, después de haber conseguido recuperar algunos barrios periféricos a principios de este mes.

Ayer, las fuerzas iraquíes tomaron el control del barrio de Al Huz y de un importante puente sobre el río Éufrates que lleva al centro de la ciudad.

El EI proclamó un califato en junio de 2014 en las zonas que controla en Siria y en Irak, donde conquistó amplias áreas del norte, noreste y oeste. EFE