El papa Francisco ha condenado los recientes atentados ocurridos en Mindanao, en Filipinas, y ha asegurado que solo "el diálogo, la tolerancia y la paz" pueden permitir a las personas "vivir sin miedo".


El papa Francisco: la primera comparecencia de un pontífice ante la Cámara estadounidense.

En estos términos se ha expresado el papa Francisco en un telegrama enviado a las familias de las víctimas de los ataques perpetrados por el grupo Luchadores por la Libertad Islámica del Bangsamoro (BIFF, en inglés) en Mindanao, la isla principal en el sur de Filipinas el pasado 24 de diciembre, informó hoy la página web Radio Vaticana.

La página vaticana explicó que el pontífice ha asegurado su oración “para que sea garantizada la seguridad y la protección de todos los pueblos de la región” y ha subrayado que solo “el diálogo, la tolerancia y la paz” pueden “permitir a cada persona vivir sin miedo”.

Además, el papa Francisco “ha animado a todos los creyentes a rechazar la violencia en nombre de Dios” y ha invocado “numerosos dones divinos de consolación, misericordia y fuerza a todas las personas afectadas por la tragedia”.

Al menos siete campesinos y cuatro yihadistas murieron el 24 de diciembre en los ataques perpetrados por el grupo BIFF en Mindanao.

La acción afectó a varias aldeas en la zona fronteriza que comparten las provincias de Maguindanao y Sultan Kudarat. EFE