Tras el recorrido que realizó esta mañana en las zonas ribereñas de Pilar, Horacio Cartes indicó que las donaciones deben llegar hasta los mas desprotegidos y avisó que no se tolerará a quienes pretendan lucrar con los productos destinados a las familias inundadas.


El presidente de la República, visita zonas anegadas en Alberdi y Pilar. Crédito: Agencia IP

“En caso que haya donaciones, éste no debe ser un motivo para lucrar, lo que hay que mirar son las necesidades de la gente más desprotegida y que los recursos vayan a destino. Antes se lucraba con la compra de fideos, porotos, con la propia comida. Actualmente se está pudiendo comprar más”, indicó.

Destacó el trabajo hecho por técnicos de la ANDE para restituir el servicio de energía eléctrica al departamento de Ñeembucú, tras el temporal del 24 de diciembre que los dejó a oscuras.

“Si los muros están hechos a la altura y con especificaciones y los motores están todos funcionando, es una forma adecuada de enfrentar las siguientes inundaciones que pudiera haber”, vaticinó.

Añadió que las ciudades ribereñas deben estar preparadas y que en ningún momento se “debe bajar la guardia”.