Los hinchas del Athletique Bizertin y del L'Avenir Sportif, de la Liga de Túnez, comenzaron a insultar al juez y éste no se aguantó. Los agravios iban dirigidos hacia su madre.