Con la declaración testifical del comisario retirado Miguel Anoni, prosiguió este lunes el juicio contra los ocupantes de Marina Cue. El jefe policial (uno de los efectivos que encabezó el operativo) dijo que al ingresar al predio fueron rodeados por 200 campesinos encapuchados que los recibieron a tiros. Afirmó que los disparos provenían de armas automáticas. La sentencia seguirá mañana a las 8:00, tras declararse en cuarto intermedio por malestar de uno de los jueces.


Con la declaración del comisario Miguel Anoni, prosiguió hoy el juicio por el caso Curuguaty 1 Foto Ampliar imagen Con la declaración del comisario Miguel Anoni, prosiguió hoy el juicio por el caso Curuguaty.

Durante su declaración, el comisario Miguel Anoni contó detalles de los diferentes operativos realizados en Marina Cue. Declaró que en una visita previa al allanamiento se constituyó en el lugar junto a otros uniformados con el afán de conversar con los campesinos.

Dijo que en aquella oportunidad fue recibido por Rubén Villalba, quien fue el único al que pudo reconocer, ya que los demás campesinos se encontraban encapuchados, salvo los niños y las mujeres. Según declaró ante el tribunal, el dirigente campesino le advirtió que no saldrían de la propiedad y que defenderían con sus vidas la ocupación.

Tras ser consultado cómo se generaron los hechos hoy juzgados, el comisario Anoni indicó que ese día llegó al lugar en compañía del subcomisario Ever Lovera, quien fue el que encabezó el operativo, y que ni bien ingresaron fueron acorralados por los campesinos, que rondaban las 200 personas, totalmente encapuchadas.

Agregó que metros antes de llegar a donde se encontraba el grueso de los campesinos fueron recibidos con disparos, siendo el comisario Lovera el primero en caer junto a otros uniformados. Posteriormente, los disparos le alcanzaron a él, por lo que cayó también herido y perdió la noción de lo que ocurrió después.

Señaló que desde un primer momento la intención de los policías era realizar un operativo pacifico, sin recurrir a la violencia, pero que los campesinos reaccionaron e iniciaron los disparos.

El juicio oral y público fue declarado en cuarto intermedio hasta mañana martes a las 8:00, debido a que el magistrado Samuel Silvero tuvo problemas de salud, por lo que tuvo que ser derivado a un centro asistencial.