Un adolescente de 17 años murió ahogado en un arroyo cercano a la ciudad argentina de Concordia, con lo que ascienden a tres las víctimas fatales de la crecida de ríos en el noreste de Argentina, donde hay 20.000 personas que han debido abandonar sus hogares por ese motivo.


Un adolescente de 17 años murió ahogado en un arroyo cercano a la ciudad argentina de Concordia.

Fuentes policiales informaron hoy de que el joven, identificado como Eric Rodrigo Miño, se ahogo el domingo al ser arrastrado por la corriente del arroyo Yuquerí Grande, al norte de Concordia, al que se había lanzado para refrescarse debido al intenso calor.

Su hermano se lanzó al agua para salvarlo, pero no lo consiguió, agregaron las fuentes consultadas por la agencia oficial Télam.

La muerte de Miño se suma a otras dos ocurridas en los últimos días en las zonas anegadas del noreste del país, una región conocida como el Litoral argentino.

La subida de nivel de los ríos Uruguay, Paraguay y Paraná se ha frenado durante el fin de semana, aunque en numerosas localidades están por encima de las cotas de evacuación, según fuentes oficiales.

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, informó hoy en una rueda de prensa que la cifra de evacuados se mantiene estable en “unos 20.000”.

El pronóstico meteorológico favorable para los próximos días hace prever una progresiva retirada de las aguas, aunque Frigerio advirtió que será “un proceso largo” y el estado de alerta se mantendrá durante los primeros meses de 2016. EFE