El jefe de guardia del Servicio de Urgencias del Hospital de Clínicas, Alexis Mateos, manifestó que la mayoría de los pacientes acudieron al servicio de Emergencias por problemas gastro-intestinales, traumatológicos, además de personas hipertensas y diabéticas descompensadas por la ingesta en gran cantidad de alimentos y alcohol.


La mayoría de los pacientes acudieron al servicio por problemas gastrointestinales.
Al menos unas 250 personas fueron atendidas en el Servicio de Urgencias de Adultos del Hospital de Clínicas entre la noche buena y la navidad. La mayoría de los pacientes acudieron al servicio por problemas gastrointestinales.
“A partir de la guardia del día del sábado tuvimos ya 15 nuevos pacientes, la mayoría son hipertensos y diabéticos, asumimos que en relación a las comilonas de navidad, enfermos con insuficiencia renal también, y cardiópatas descompensados por la gran ingesta de sal, los inadecuados hábitos de alimentación, sobre todo en esta época del año. Usualmente, la gente no hace su dieta, pero en esta época del año menos” exprsó.Y además de eso ya también tenemos dos pacientes con ACV (accidente cerebro-vascular) en relación con la hipertensión arterial y un infarto”, señaló Mateos.El doctor Mateos, habla de la gran afluencia de pacientes en el Servicio de Urgencias de Adultos, de los malos hábitos de los paraguayos en fiestas como Navidad y Año Nuevo, donde se ingiere todo tipo de alimentos, especialmente los altamente calóricos y en gran cantidad, además del abuso de alcohol.

“La recomendación seria que los pacientes que están bien controlados se pueden dar sus gustos, pero las personas no-controladas en cuanto a diabetes e hipertensión tienen que moderarse para que no ocurran más este tipo de desgracias”. Destacó el profesional.

Finalmente el Coordinador Médico del Servicio de Urgencias del Hospital de Clínicas, destacó como hecho positivo el no haber recibido ningún herido de bala, ni quemaduras por fuegos artificiales, a pesar de tener  cirujanos de manos y neurocirujanos en guardia permanente.