Uno de los grupos realizó un acto en el "santuario" levantado en el barrio porteño de Once, a pocos metros de donde funcionaba la discoteca Cromañón, que se incendió el 30 de diciembre de 2004 y donde ahora hay murales, zapatillas colgadas de un cordón, fotografías y la lista de los nombres de víctimas.


Con diferentes actos, recitales y misas, así como pedidos de justicia, distintos grupos realizaron hoy sus homenajes para recordar a las víctimas.

En tanto, la Coordinadora Memoria y Justicia por Cromañón llevó a cabo el martes un festival frente al Congreso argentino para conmemorar los 11 años del incendio.

Allí, la agrupación también reclamó el tratamiento de un proyecto de ley de reparación integral para los supervivientes y los familiares de las víctimas, pues actualmente sólo la ciudad de Buenos Aires tiene una norma así.

Uno de los miembros de la coordinadora, Martín Genauer, dijo a la agencia oficial Télam que esa situación deja “de hecho” a muchos de los sobrevivientes y familiares sin atención ni contención, ya que “la mayoría de los chicos” vive en la provincia de Buenos Aires.

“Falta justicia. Esperamos que las sentencias queden firmes y que salga la Ley de reparación para los sobrevivientes”, agregó hoy a Télam Aída, madre de Abel González, fallecido en la tragedia.

En tanto, en el Obelisco, un grupo de jóvenes organizó un recital para reclamar por la libertad de Callejeros, la banda argentina de rock que se presentaba en Cromañón la noche del incendio.

La tragedia, una de las peores que recuerde Argentina, se produjo cuando unas 6.000 personas se concentraban en el local, con capacidad máxima para 4.000 personas, para ver el concierto que ofrecía Callejeros.

Cerca de la medianoche, una bengala prendió fuego a las telas que decoraban la discoteca y provocó el caos entre los asistentes, que al tratar de escapar del humo y las llamas encontraron las puertas de emergencia bloqueadas.

Las víctimas coinciden en señalar como principal culpable al administrador de la discoteca, Omar Chabán, fallecido el año pasado de cáncer.

También hubo penas de prisión para los músicos de Callejeros, funcionarios de la Alcaldía porteña y el dueño de la discoteca.

Los familiares y supervivientes también apuntan como responsable al entonces alcalde de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, a quien la tragedia costó su cargo en 2005 por mal desempeño. EFE