Nelson Sanabria puso primera al sueño de llevar la bandera paraguaya a lo más alto del podio en la carrera más dura del planeta, el “Dakar 2016 Argentina – Bolivia”. Sanabria dio inicio con un Prólogo de 11 kilómetros en la ciudad de Arrecifes. 


Nelson Sanabria.

El León finalizó en la 22da posición luego de batallar contra el polvo en suspensión que le complicó la visibilidad, pero llegó al Bivouac de Rosario ilusionado con mejorar en la primera etapa, que se llevará a cabo mañana y unirá Rosario con Villa Carlos Paz.

Nelson Sanabria tuvo una primera jornada muy intensa, como seguramente serán los trece días de competencia que le restan a la carrera. La actividad arrancó bien temprano, con la largada protocolar en el predio de Tecnópolis, de la ciudad de Buenos Aires. Desde allí, luego se trasladó hacia Arrecifes para tomar parte del primer tramo cronometrado de la competencia y posteriormente completó los 355 kilómetros de enlace hasta el Bivouac de Rosario.

“Fue un tramo corto en el que me tocó transitar en medio del polvo dejado por algunos rivales y eso me impidió avanzar en el tramo. Pero bueno, ahora hay que enfocarse en la etapa de mañana y tratar de recuperar posiciones en los caminos cordobeses”, afirmó Sanabria.

El León completó los 11 kilómetros en un tiempo de 7:54, a 40 segundos del líder del parcial, el chileno Ignacio Casale. De esta manera, el paraguayo quedó ubicado en el puesto 38, una posición compleja de largada ya que esta entre los mas lentos.

La etapa de este domingo une la ciudades de Rosario con Villa Carlos Paz, a través de un recorrido de 632 kilómetros, de los cuales 227 serán cronometrados.