A muchos nos gustaría creer que el mundo está de luto debido a los atentados en Francia. Y ciertamente mucha gente, sobre todo en occidente, lo está, impulsado por las […]


A muchos nos gustaría creer que el mundo está de luto debido a los atentados en Francia. Y ciertamente mucha gente, sobre todo en occidente, lo está, impulsado por las redes sociales y cadenas de noticias. Ciertamente nos conmocionamos y emocionamos con lo que vemos y leemos, y el debate sobre ISIS y la crisis árabe se impone.

Sin embargo, si miramos la película en escala macro, éste no es más que un pequeño suceso dentro de la guerra mundial en la que vivimos. No es la tercera guerra mundial, pero estamos rodeados de pequeñas guerras con miles y miles de muertos de las que ni siquiera nos enteramos o tenemos en cuenta, porque no importan a las agencias de noticias que nos informan día a día, o porque ya son tan persistentes y omnipresentes que se asumen como algo común y diario que ya no sorprende.

Los muertos franceses no son más importantes que los muertos en Siria, en Egipto, en Corea del Norte o en Afganistán, no se dejen engañar.

Mucha gente cuando se habla de guerras, piensa en la Primera o Segunda Guerra Mundial, o Vietnam, o Afganistán, y nosotros los paraguayos recordamos la Guerra de la Triple Alianza o la Guerra del Chaco, pero la verdad es que siguen existiendo tantas o más guerras y masacres en el mundo en la actualidad que en aquellas guerras pasadas. Pero reciben poca importancia o cobertura.

No soy un experto en geopolítica sino un mero ingeniero, por lo tanto basaré este artículo en mis observaciones personales, investigaciones que he realizado a través de Internet y diversas fuentes. Tal vez haya algunos errores u omisiones involuntarias, pero trataré de abarcar lo más posible con la mayor certeza que pueda.

Veamos algunos de los casos más llamativos únicamente pasados años, y nos daremos cuenta que el mundo está en guerra, y que nosotros, aquí en nuestro pequeño país y relativamente tranquila sociedad, vivimos en una burbuja de fantasía e irrealidad que poca gente en el mundo conoce. De hecho, Sudamérica es un oasis casi al respecto, con pocos casos y situaciones en la actualidad. Pero el resto del mundo vive de otra manera.

Resumamos:

·         Segunda Guerra del Congo: Entre 1998 y 2008, relativamente cercano, Murieron 5.400.000 personas aproximadamente en esta guerra civil, muchos de hambre y enfermedades. Involucró 9 países, como ser Ruanda, Angola, Zaire, y 20 grupos armados. Si bien se asume que la guerra terminó, aún persisten conflictos armados con miles de personas muertas cada año.

·         Sudán: País que vive en permanente guerra desde 2003. Se estiman más de 300.000 muertos entre la guerra, el hambre y las enfermedades. Es una guerra que mezcla situaciones religiosas, geopolíticas, de recursos y de raza. Actualmente está en medio de una guerra civil entre el presidente y vicepresidente del país. Hay millones de refugiados y desplazados.

·         ISIS: Siria, Irak y alrededores. El mundo árabe está conmocionado desde hace un tiempo por causa del autodenominado Estado Islámico. Un grupo extremista que se apoderó de amplias regiones entre varios países, y que está atacando otros países cercanos y lejanos. Se habla de más de 250.000 muertos ya en esta guerra y la previa guerra civil, descontando la guerra en Irak. Cientos de miles de refugiados intentan escapar de esta cruenta contienda. Irak y Siria vienen de guerras civiles propias con más de 1.000.000 de muertos en Irak desde sus inicios en 2003 y actualmente alrededor de 15.000 muertos anuales. Siria tuvo alrededor de 300.000 muertos en su guerra civil y 50.000 muertos sólo este año.

·         Nigeria: El grupo islámico extremista Boko Haram asola el norte del país y amenaza a países vecinos como Camerún, Níger y Chad. Las cifras mencionan 20.000 muertos, y actos de terrorismo, ataques a escuelas, iglesias, rapto de niñas y violaciones en masa, entre otras barbaridades.

·         Ucrania y Rusia: Las cifras dan alrededor de 8.500 muertos desde el 2014, muchos inclusive posteriores al supuesto cese de hostilidades de este año. Ucrania está siendo invadida y aplastada por Rusia.

·         Guerra en México contra el narcotráfico: Este enfrentamiento civil entre carteles de narcotraficantes y el gobierno es la mayor guerra cercana para nosotros en América Latina. Se estima que desde 2006 han muerto alrededor de 150.000 personas en ella, con una tasa de 6.000 a 8.000 muertes anuales.

·         Somalia: Se halla en una guerra civil entre clanes y el gobierno central, todos contra todos. La guerra, de varias etapas, se inició en 1991, y se cuentan en más de 500.000 los muertos. Actualmente, si bien no es tan masiva como en sus inicios, se cuentan entre 2.000 y 4.000 muertos anuales.

·         Libia: Si bien la guerra civil se considera terminada, con un aproximado de 25.000 muertos, aún existen enfrentamientos y fricciones que pueden despertar una nueva guerra civil. Ha habido muertos en enfrentamientos y protestas en los últimos tiempos.

·         Afganistán: Otra guerra que se asume como “terminada” pero que en realidad persiste en cuanto a guerra civil y enfrentamientos étnicos y religiosos. Aún se hallan cerca de 12.000 soldados americanos destacados y constantemente hay atentados y asesinatos en distintas partes del país. Año tras año se tienen entre 1.000 y 3.000 muertos en diferentes enfrentamientos, incluyendo civiles y atentados.

·         Yemen: Un conflicto civil iniciado este año ya lleva más de 2.300 víctimas en apenas 6 meses. Además ISIS está controlando parte del territorio.

·         Turquía: Se encuentra en guerra civil desde 1984, con 45.000 muertos desde entonces, y a pesar de los intentos de paz, este año ha habido alrededor de 2.000 muertos.

·         Israel-Palestina: Si bien constantemente nos vemos bombardeados con noticias sobre muertes en las fronteras entre Israel y Palestina, apenas tenemos 25.000 muertos desde el inicio de los conflictos en 1929, con entre 300 y 2.000 muertos año tras año.

·         Pakistán: Existen enfrentamientos entre Talibanes, Al-Qaeda, ISIS, el gobierno y el crimen organizado. Se inició en 2004 y lleva más de 50.000 muertos hasta el momento. Alrededor de 3.000 a 5.000 muertos anuales.

·         Egipto: Posterior a la crisis e Egipto, se instaló una guerra civil en la península del Sinaí, llevada adelante por beduinos y posteriormente ISIS, donde se ha asesinado a civiles, teniéndose decapitaciones y otro tipo de actos similares. Se tienen entre 1.000 a 2.000 muertos anuales en esta contienda.

La lista sigue, y si quieren saber un poco más, pueden investigar en Internet sobre “ongoing conflicts” y van a encontrar mucha información. Inclusive Wikipedia está bastante actualizada al respecto con cifras y estadísticas. Hay enfrentamientos ya sea de guerra, o crimen organizado, en India, Irán, Indonesia, Líbano, Colombia, Filipinas, Malasia, Tailandia, y muchos otros.

Aparte de las guerras llamadas así, tenemos otro tipo de violencia que opera en todo el mundo, y es la del crimen organizado: Trata de personas, Piratas marítimos en África y Asia (190 incidentes sólo en 2015), narcotráfico, enfrentamientos entre pandillas por control de territorio, y muchos otros. A estos podemos sumar atentados terroristas. Los homicidios y crímenes tienen números interesantes, siendo la peor zona América, con 16,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, con un total de 157.000 homicidios al año (de los cuales más de 50.000 son sólo en Brasil). En el mundo entero tenemos más de 450.000 asesinatos anualmente. Además se suma el crimen social: La proliferación de favelas y cinturones de pobreza en torno a las grandes ciudades. Luego viene la destrucción de recursos naturales, desplazamiento de pueblos indígenas, polución ambiental, corrupción gubernamental, y el resto de los males que nos atañen o afectan día a día.

A esto podemos añadir las dictaduras como las de Corea del Norte, China, Burma, Zimbawe, Arabia Saudita, Guinea, Sudán, Cuba, y muchas otras. En Corea del norte se estima que han muerto cientos de miles de personas por hambre o en campamentos de trabajos forzados. En China hay más de 4.000 ejecuciones al año por pena de muerte.

Mi punto, como dije al principio, es que el mundo está en guerra constante y permanente. Nos gusta creer que las guerras existentes son lejanas y pocas, pero no es así. Nos gusta ver una película en nuestra sala en HD, preocuparnos por los partidos de las eliminatorias, comprar cosas en Amazon, escuchar música, pasar los veranos en la pileta, y vivir una vida tranquila y pacífica, sobresaltados apenas por las noticias de motochorros y del EPP que diariamente se ven en los medios de comunicación.

Pero la verdad es que gran parte del mundo se mueve con una dinámica de muerte, dominio por la fuerza, y destrucción que no llegamos a imaginar. Nos sorprendemos y ponemos banderas de Francia en las redes sociales por los atentados en París, ¡pero apenas murieron 130 personas en ellos! Nos conmovemos con sus historias, pero aquí en américa latina tenemos enfrentamientos mucho peores que no nos conmueven. Y en el resto del mundo cantidades similares son asesinadas diariamente en enfrentamientos tribales o de mafias. Somos selectivos al respecto, o ignorantes, o manipulados. El caso de las torres gemelas costó la vida casi a 3.000 personas en total, si lo ponemos en contraste, un número similar al de la mayoría de las guerras “pequeñas” actuales en distintas partes del mundo.

En nuestros recuerdos nos vienen a la mente las antiguas guerras en las que estuvimos envueltos como raza, pero la verdad es que vivimos en un paraíso casi de fantasía, en una burbuja que hasta parece extraño pueda durar mucho más. Ciertamente tenemos conflictos, y sobre todo en el norte del país cada día más se percibe una mexicanización de la criminalidad, con carteles y sicarios haciendo lo que les da la gana, y que poco a poco están llegando a la capital, con sus bandas de asaltacajeros y camiones de caudales. Ojalá haya forma de frenar esta ola de inseguridad, y que sigamos viviendo esta ilusión por más tiempo, y la vivan nuestros hijos, pero los números indican lo contrario. Mi temor es que nuestro mundo vuelva al caos como en las novelas de ciencia ficción distópica, o como Mad Max, donde la guerra se establezca como el estándar entre pequeños feudos, hasta que los países desaparezcan.

Me gustaría vivir en un mundo diferente, y trabajo día a día para conseguirlo, así como todos deberíamos hacerlo. Me preocupa que los paraguayos vivimos en una ley de la selva y el vale todo, que demuestra que somos tan animales como cualquiera, y que si pudiéramos pondríamos nuestros propios intereses por sobre los demás constantemente, lo que implica vivir en un estado de anarquía (ejemplos como el nulo respeto al conducir o la corrupción en todos los ámbitos y niveles demuestran esta tendencia). De esa forma es muy difícil progresar.

Disfrutemos que vivimos en el paraíso, y es muy poco lo que tenemos que hacer para que a nivel social tener una buena vida todos juntos. Démonos cuenta de eso. Y al mismo tiempo, no minimicemos ni exageremos lo que vemos en las noticias. Olvidemos el impacto mediático de las cosas y entendamos (al menos, aunque no podamos cambiar esto) que el mundo entero está en guerra, y parece no mejorar la situación.