Autoridades policiales constataron este martes una extraña mortandad de peces en el arroyo Ñeembucú. No se determinaron las causas, pero se investigará.


Se puede divisar en el lugar gran cantidad de peces de todas las especies aparentemente intoxicadas, algunas muertas y otras nadando dificultosamente.

El hecho fue comunicado al Ministerio Público y a la SEAM Regional de Pilar, cuyos funcionarios acompañados de Personales de la Prefectura Naval Zonal Pilar y del Laboratorio de Biología Acuática de la Universidad Nacional de Pilar se encuentran en el lugar para realizar los procedimientos de rigor.