Un 35 % del valor de los pedidos obtenidos en 2015 -que supondrán 33 lanzamientos- corresponde a 14 satélites geoestacionarios que serán puestos en órbita por sus cohetes Ariane-5, precisó Arianespace en un comunicado. La compañía consiguió el pasado año un nivel de contratos récord por valor de 2.500 millones de euros, que elevan su cartera de pedidos para la puesta en órbita de satélites a más de 5.300 millones.


Arianespace consiguió el pasado año un nivel de contratos récord por valor de 2.500 millones de euros

También se hizo con el encargo para otro Ariane-5 de la Agencia Espacial Europea (ESA, siglas en inglés) para el lanzamiento del telescopio James Webb en el marco de una cooperación con la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA, siglas en inglés).

Arianespace capturó 21 lanzamientos de las lanzaderas Soyuz para la constelación OneWeb y otro para cuatro satélites suplementarios de la constelación O3b. Por último, tres cohetes Vega se encargarán de poner en órbita los satélites PeruSat-1 y otros para Google/Skybox Imaging.

Durante 2015, Arianespace llevó a cabo 12 lanzamientos con éxito desde su base en la Guayana francesa, en concreto seis de Ariane-5, tres de Soyuz y otros tres de Vega, que pusieron en órbita en total 21 satélites (entre los cuales seis de la constelación europea Galileo).

En términos de peso, sus cohetes inyectaron cargas por un total de 61 toneladas, de las cuales 53 en órbitas geoestacionarias, lo que constituye un récord, como también lo son los más de 1.400 millones de euros de facturación durante todo el ejercicio.

Para 2016, Arianespace se ha fijado como objetivo llevar a cabo “hasta ocho” lanzamientos del Ariane-5, uno para Soyuz y dos para Vega.

De los ocho de Ariane-5, dos serán “simples” (con un solo satélite): el 27 de enero para el operador Intelsat y a comienzos de marzo para Eutelsat. Además, se experimentará por primera vez el envío al espacio con un Ariane-5 de cuatro satélites Galileo a la vez, para los que hasta ahora se utilizaba el Soyuz.

Precisamente, Soyuz tiene establecida en 2016 una misión a cuenta de la ESA y de la Comisión Europea para el satélite Sentinel 1-B del programa Copérnico, que irá acompañado de Microscope del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) y de dos microsatélites para la ESA y para Noruega.

Vega, por último, hará en verano con el Skysat un vuelo para Skybox Imaging en la que será su primera misión comercial. A finales de año, el segundo será para el satélite turco de observación de la Tierra Göktürk-1A.

EFE