El intendente capitalino, Mario Ferreiro, estima que las recaudaciones se incrementarán a partir del logro de una mayor equidad tributaria, donde algunos sectores que pagaban muy poco, pagarán más este año. Además informó que la deuda flotante del municipio asciende a 32 millones de dólares, el doble de lo que se había estimado.


Mario Ferreiro, intendente de Asunción.

El jefe comunal  aclaró que las deudas heredadas, por la administración anterior, están muy bien discriminadas y será presentada a la opinión pública en los próximos días.

Puntualizó que en este monto figuran desde la deuda con la Caja de Jubilaciones Municipales hasta con los proveedores, pasando por deudas financieras, bonos y una serie de otros compromisos.

Consultado sobre la fórmula a utilizar para el pago de las deudas con proveedores, respondió que presumen que las recaudaciones aumentarán a partir del logro de una mayor equidad tributaria.

En ese sentido, aclaró que existe toda una calendarización del ajuste del impuesto inmobiliario.

Con relación a la deuda flotante, mencionó que se deben identificar aquellas deudas contraídas por necesidad de la Institución y ver si hay algún indicio de dolo, en cuyo caso se denunciará inmediatamente.