Con una temperatura media anual de 1,06 grados Celsius por encima del promedio histórico de 25,49, el 2015 rompió el récord como el más caluroso, debido en parte al efecto fenómeno de El Niño en el Pacífico y al calentamiento global, informan hoy medios oficiales.


El 2015 rompió récord en Cuba como el año más cálido desde 1951.

Según datos del Centro del Clima del Instituto Cubano de Meteorología reseñados en la portada del estatal diario Granma, en la isla se vivieron “anomalías cálidas” casi todos los meses del año, especialmente en abril, cuando se confirmaron 28 nuevos récords de temperatura máxima.

Uno de los valores más elevados del año fue el reportado el pasado 26 de abril en la comunidad de Velazco, en la oriental provincia de Holguín, donde se midieron 38,7 grados Celsius, solo una décima por debajo del “récord nacional absoluto de calor” de 38,8 alcanzado en 1999.

En 2015 el impacto del cambio climático también se hizo sentir en Cuba con afectaciones al 70 % del territorio, a causa de una sequía considerada la más grave de los últimos 115 años.

Según datos oficiales, el impacto en unas 258 fuentes de abastecimiento de agua en todo el país ha afectado a más de un millón de personas.

Los efectos de la prolongada sequía también se extendieron a los cultivos agrícolas, entre ellos los de tabaco, azúcar y el arroz, uno de los platos principales de la dieta de los cubanos, y cuya cosecha se reducirá en unas 87.000 toneladas del total de 252.000 que estaban planificadas. EFE