Las autoridades de Florida ejecutarán mañana a Oscar Ray Bolin, un asesino en serie condenado a la pena capital por la muerte en 1986 de una mujer de 26 años, luego de que un tribunal federal de apelaciones rechazara la suspensión de la sentencia.


Oscar Ray Bolin.

El Undécimo Tribunal de Apelaciones de Florida rechazó este lunes la petición de la defensa de Bolin, de 53 años, de aplazar su ejecución por la muerte en diciembre de 1986 de Teri Lynn Matthews, cuyo cadáver fue encontrado en el condado de Pasco, en la costa oeste del estado.

Aún pendiente una segunda apelación en esta instancia judicial, Bolin tiene la opción de apelar ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos antes de que se realice su ejecución, fijada para mañana a las 18.00 ET (23.00 GMT).

El reo, de no suspenderse finalmente su ejecución, morirá tras recibir una inyección letal en una prisión estatal de Florida, cerca de la localidad de Starke, en el norte del estado.

En octubre pasado, el gobernador de Florida, Rick Scott, firmó la orden de ejecución de Bolin por la muerte de Matthews, una de las tres mujeres que asesinó en 1986. Las otras dos fueron Stephanie Collins, de 17 años, y Natalie Blanche Holley, de 25.

Bolin será el reo número 23 en ser ejecutado en Florida durante el mandato del gobernador Scott, la mayor cifra registrada bajo un término de Gobierno, y el primero de 2016.

Florida usa tres tipos de fármacos -midazolam hidrochloride, vecuronium bromide y potassium chloride- en la ejecuciones con inyección letal administrada vía intravenosa, que provoca primero la inconsciencia del reo y luego una parada cardíaca.

El último reo en ser ejecutado en Florida fue Jerry William Correll, de 59 años, quien recibió la inyección letal en octubre de 2015 por el asesinato de cuatro familiares en Orlando.

Desde 1976 se han ejecutado en Florida a 91 reos. Actualmente, 400 personas, cuatro de ellas mujeres, esperan en el corredor de la muerte su ejecución mediante inyección letal. EFE