Ashraf Pahlevi, la polémica hermana gemela del depuesto sha de Irán Mohamad Reza Pahlevi (1919-1980), falleció el pasado día 7 de enero en el exilio a los 96 años de edad, confirmaron hoy diversas fuentes que sin embargo no aclararon el lugar de su muerte.


Ashraf Pahlevi

Pahlavi (Teherán, 1919), fue una de las figuras más simbólicas e importantes del reinado de su hermano, de quien fue una estrecha colaboradora, y como tal una de las personalidades más vilipendiadas o adoradas por los iraníes tras la Revolución Islámica que en 1979 derrocó la monarquía en el país asiático.

La muerte de la princesa fue anunciada tanto por su sobrino Reza Pahlevi en su página de Facebook como por su consejero Robert Armao, si bien uno dijo que falleció en Nueva York y otro en un país europeo que no quiso revelar para preservar la seguridad de su familia.

En Irán, la muerte de Ashraf fue comunicada por varios medios oficiales, que subrayaron su notoria participación en el régimen de su hermano, sus excesos y su corrupción, así como otras acusaciones vertidas contra ella como su vinculación al tráfico de drogas y la malversación de fondos públicos que su familia sacó ilegalmente del país antes de la Revolución.

En el exterior se ha resaltado sin embargo su papel en la lucha por los derechos de las mujeres iraníes, evidenciado por su negativa a mostrarse en público con el tradicional velo islámico y como una diplomática de primer nivel que ocupó cargos de alto rango bajo el reinado de su hermano.

El libro del periodista estadounidense del The New York Times Stephen Kinzer “Todos los hombres del Sha”, que narra el golpe de estado orquestado por la CIA en 1953 contra el primer ministro iraní Mohamed Mosadegh, elegido democráticamente, subraya el papel determinante de Ashraf en impulsar el derrocamiento del político y en su estrecha colaboración con EEUU y el Reino Unido para instaurar una monarquía autoritaria en el país.

Tanto antes como después de la Revolución, Ashraf Pahlaví vivió una vida opulenta entre Teherán, París, Nueva York y la Rivera Francesa, como parte integral de la “jet-set” del momento y su figura fue inmortalizada por artistas como Andy Warhol.

Ashraf contrajo matrimonio en tres ocasiones y tuvo dos hijos, uno de los cuales fue asesinado en París poco después de la Revolución Islámica y una hija, que murió de cáncer en 2011.

EFE