"Estamos coordinando a nivel internacional. En las próximas semanas vamos a tener una reunión en Quito, Ecuador, los Ministerios Públicos que están investigando la corrupción del fútbol en Sudamérica, para coordinar", dijo el Fiscal General de Bolivia, Ramiro Guerrero a medios estatales.


Sede de la Conmebol.

El alto funcionario destacó que, después de las acciones iniciadas por la Fiscalía de Estados Unidos contra los dirigentes de la FIFA, fue la Fiscalía de Bolivia la primera en Suramérica que comenzó sus propias investigaciones contra varios directivos nacionales, que hoy están detenidos y uno de ellos sentenciado.

Las autoridades de EE.UU. solicitaron a Bolivia la extradición de los dirigentes bolivianos Carlos Chávez y Romer Osuna, que ejercieron como tesoreros de la Confederación Suramérica de Fútbol (Conmebol), que fue allanada hace tres días en Paraguay.

Chávez fue el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) desde el 2006, pero su mandato fue revocado en agosto pasado por los clubes de la Liga tras haber sido detenido el 17 de julio en el marco de las investigaciones contra la corrupción en Bolivia.

Además de Chávez, están detenidos de forma preventiva varios otros dirigentes del fútbol y uno de ellos, Pedro Zambrano, fue condenado en diciembre pasado a tres años de prisión, tras aceptar su culpa y someterse a un juicio abreviado. EFE