Microsoft ha anunciado que dejará de lanzar actualizaciones de seguridad para las versiones 8, 9 y 10 de Internet Explorer desde este martes. Esto provocará que se pueda poner en peligro la privacidad de sus usuarios y la integridad de los ordenadores donde se encuentren instalados.


Internet eleva la desigualdad y el 60 % del mundo aún está desconectado.

Es por eso por lo que la compañía ha recomendado en un comunicado que las personas que todavía hacen uso de las versiones 8, 9 y 10 instalen la versión 11 del navegador para conservar sus datos más seguros.

A partir del martes Microsoft dejará de realizar actualizaciones de seguridad, correcciones de compatibilidad y soporte técnico en Windows 7, Windows 8.1 y Windows 10 en estas versiones anteriores.

Con todo esto, la multinacional asegura que los usuarios que sigan utilizando las versiones de Internet Explorer 8, 9 y 10 quedarán expuestos a posibles amenazas que puedan poner en peligro la privacidad de sus usuarios y la integridad de los ordenadores donde estén instalados.

Actualización automática

La actualización a Internet Explorer 11 es automática para los usuarios domésticos, quienes deberían contar con esta versión. De no ser así, solo tienen que actualizar desde el Panel de Control, como ha indicado Microsoft.

Para las empresas que dependen de las versiones que quedarán sin soporte, la compañía ha facilitado una serie de herramientas, a las que acceder desde la web donde ha publicado el comunicado.

eitb